Carlota Benet y la importancia del bienestar del cuidador

Rescatamos una entrada de la antigua web, referente a la noticia de que Carlota Benet había dado una charla en nuestra asociación en la que nos enriquecimos muchísimo por lo que aportaba en torno al rol del cuidador, algo de lo que Carlota tiene pleno conocimiento, puesto que su padre, el conocido dramaturgo Josep Maria Benet i Jornet, sufre de Alzheimer.

Carlota Benet, que lanzó el libro Papitu. El somriure sota el bigoti el pasado invierno, que versa sobre los momentos álgidos del prestigiosos autor, se muestra contundente al reclamar más ayudas públicas y reitera en varias ocasiones la necesidad de los cuidadores de cuidarse muchísimo, tanto como para ser considerados egoístas, pues entiende que sólo reclamándose para sí dosis de felicidad es como ésta cierta dicha puede transmitirse al enfermo.

Cuenta cómo se enteró de la noticia de la enfermedad de su padre, estando en Estados Unidos. Hablaban muy a menudo, y, según narra, de repente Carlota Benet empezó a recibir rollos de la vida de su padre, literalmente y con sus palabras, sin que él se interesase en absoluto por la vida de ella. Se ponía chulo, dice y su primera reacción fue pensar que se trataba de alguna característica senil, pues ya su padre tenía más de 70 años. Afirma, en su libro y en la entrevista, que la falta de empatía es uno de los primeros síntomas del Alzheimer.

La tardanza del diagnóstico, y el hecho de que su padre viviera solo, dice Carlota Benet que provocó muchos comportamientos estrambóticos: él iba todo el tiempo al gimnasio y se negaba a portar abrigo. Muchas cosas extrañas.

Admite Carlota Benet que es raro que nadie paso por algo grave y horroroso en la vida, y como contrapunto al dolor que le provoca la enfermedad en su padre, acentúa a menudo que Josep Maria Benet ha tenido una vida plena, interesante. Asimismo, explica que ella es afortunada por poder sufragar los gastos en la enfermedad de su padre, algo que no todos pueden disfrutar; se explaya en la necesidad del autocuidado del cuidador, imprescindible para que el bienestar mutuo se encumbre.

Puedes leer la entrevista completa clicando aquí.

Deixa un comentari